Skip to content

Matemáticas para la vida: alumnos de gastronomía visitan Rancho Figueras, Escuintla

El pasado 7 de marzo, alumnos de primer año de la Escuela de Nutrición, liderados por la catedrática Licenciada Astrid Ortiz, visitaron Rancho Figueras, la granja en donde se producen las principales materias primas para el Mercadito de Lola. 

La excursión a Masagua Escuintla fue parte de los cursos de Análisis Matemático I de la Licenciatura en Gastronomía Nutricional y Empresarialidad y Matemática Aplicada de la Licenciatura en Nutrición Clínica

A diferencia de otros cursos de matemática, estos cursos invitan a los alumnos de gastronomía a conocer un negocio real en donde los propietarios les expliquen su misión, visión, cómo están organizados y cómo aplican las matemáticas en las diferentes áreas de la empresa.

De la finca al restaurante 

El Mercadito de Lola es una tienda y restaurante en la Ciudad de Guatemala que ofrece comida fresca, artesanal, y orgánica. En el menú tanto como en la tienda se venden una variedad de productos locales y de temporada, tales como hortalizas, frutas, huevos, leche, quesos fresos y madurados, miel y una variedad de productos artesanales. 

Los ingredientes son sumamente frescos, ya que se trasladan directamente de Rancho Figueras, en Masagua, Escuintla, a su restaurante en la Zona 15, y a la tienda en la Zona 14. Muchos de los productos son orgánicos y mínimamente procesados para asegurar que el consumidor pueda disfrutar de productos de alta calidad, nutritivos, y deliciosos. 

Rotación de potreros en la Granja del Mercadito de Lola.
Fuente: Facebook de Rancho Figueras

Matemáticas para la vida

La excursión a Rancho Figueras tuvo tres objetivos principales: aprender más sobre los negocios regenerativos y sostenibles, ampliar los conocimientos acerca de la producción de lácteos y huevos que realmente sean de beneficio para el consumo humano, y conocer más acerca del uso de las matemáticas en un negocio y sus beneficios. 

Los alumnos reflexionaron acerca de cómo esta visita les impactará en su carrera en Gastronomía o Nutrición Clínica. 

Sofia Juarez, alumna de Gastronomía Nutricional y Empresarial, comenta: 

“[A partir de esta experiencia] voy a estar más consciente y me voy a informar acerca de quién es mi productor y proveer de producto para tener una calidad excelente y ser amigable con el ambiente. Procuraré apoyar a agricultores o productores pequeños y que tengan la misma moral acerca de la importancia de la sostenibilidad y  el impacto que tenemos en el planeta.”

-Sofía Juárez, alumna de 1er año de la Licenciatura en Gastronomía Nutricional y Empresarial

María Batch, alumna de Nutrición Clínica, reflexiona: 

“Como futuros nutricionistas, esto nos ayuda a reconocer que los productos que ofrecen son puros y que su fórmula natural no está alterada por químicos o algo cercano a eso. También podríamos decir que reconociendo que ellos cuidan muy bien sus cultivos y sus animalitos, estos alimentos que ellos ofrecen serían recomendables.”

-María Batch, alumna de 1er año de la Licenciatura en Nutrición Clínica

Visitas que impactan

En la Escuela de Nutrición de la UFM se hace un esfuerzo por ofrecer oportunidades de salir del aula y ver como puede ser útil la información teórica. En esta visita, los alumnos vieron cómo se podría ver un ciclo regenerativo y sostenible en la alimentación. 

Nina Fleming, alumna de la Licenciatura en Gastronomía Nutricional y Empresarialidad, comenta, 

“Lo más memorable creo que fue interactuar con los animales y los cultivos de la finca. Oír sobre lo que se hace en un lugar no se puede comparar con la experiencia de tocar la tierra y ver dónde están creciendo sus cultivos y acercarte a los animales.”

– Nina Fleming, alumna de 1er año de Licenciatura en Gastronomía Nutricional y Empresarialidad

—-

Conoce más acerca de Escuela de Nutrición y sus carreras, El Mercadito de Lola, y Rancho Figueras al explorar los siguientes links: