La versátil quínoa

Por: Euda Morales

photo-4Los síntomas de la enfermedad celíaca, causados por la intolerancia al gluten, ceden con la supresión de los productos elaborados con trigo, cebada, centeno o avena en la alimentación. Por tanto la quinoa resulta apropiada para los pacientes celíacos, por su nivel de proteínas, minerales y vitaminas.

¿Qué es la quínoa? Es un cereal y un buen sustituo de la mayoría de los cereales o el arroz. Ofrece un sabor agradable, su textura es suave y muy versátil en la cocina.

Para preparar la quínoa, hervir agua con una proporción de tres partes de agua o caldo por una parte del grano, dejar cocinar de 15 a 20 minutos o hasta que el grano este trasparente. Deberá quedar al dente y duplicar su volumen.

Cuidados especiales: enjuagar la quinoa, sin dejer en remojo, antes de su preparaciòn para eliminar la resina o saponina que la recubre y que produce espuma al entrar en contacto con el agua. Asimismo servir inmediatamente recién cocinada para mantener su valor nutritivo y sabor. Al ser tostada antes de cocinarla, aportará un sabor a nuez.

Resulta sumamente fácil de utilizar en diversas preparaciones culinarias, como en forma de cereal mezclado con diversas frutas o pasas y endulzado con miel. Asimismo en ensaladas o vegetales salteados o junto a frijoles negros.

Además, es un espesante ideal para las sopas o las croquetas. De forma molida se puede adicionar a la harina para elaborar panes o crepas y combinada con zanahoria y apio con yogur para rellenar tomates. De manera que las posibilidad para su preparación son inmensas y así disfrutar de su valor nutricional.

¿Te gustaría preparar una ensalada con quínoa?