Las frutas en las comidas saladas

frutaAdemás de consumir la fruta en su estado natural o en postres, también resulta ideal en las comidas saladas, ya que brinda  sabores agridulces que aportan sabor y combinan con variedad de platillos.

Para consumir la fruta, inicialmente tendrá que lavarse y desinfectarse. Al pelarse,  si  bien es cierto se pierde una parte de nutrientes,  también se logra eliminar los contaminantes o pesticidas que pudiera tener.  El troceado, libera algunas vitaminas, que podrían oxidarse al contacto con el aire. De manera que es preferible cortarlas justo antes de consumirse.

Las frutas son excelentes acompañantes  para las carnes, pescados o aves. Permiten prepararse de diversas maneras, como por ejemplo un puré de manzana como una guarnición, o deshidratadas para aportar sabor o textura en rellenos, o para preparar salsas como una salsa de mango o de duraznos para un pollo  y   van de maravilla al caramelizarse en sus propios azúcares.

Una forma más original de presentar  las frutas, es a la parrilla o a la plancha  que logrará potenciar su sabor, modificar su textura y colorido. Un buen ejemplo es la piña o el mango a la parrilla. Asimismo van bien en las ensaladas como  una ensalada de hojas verdes  o  espinaca y fresas o un aderezo con jugo de manzana o piña con vinagre balsámico.

De manera, que una fruta será apetecible,  insustituible en la dieta y estimula los sentidos. A la vista atrae e invita a degustar, al olfato, los aromas son agradables, al gusto ofrece sabores frescos, dulces o ácidos, tacto estimula gratamente y al oído, cuando se parte puede ser crujiente

Sin más, las frutas resultan muy versátiles en la cocina y usted, ¿cómo las prepara?

Por: Euda Morales