Chaya y limón, mezcla y combinación de sabores

Limonada con chaya

Limonada con chaya

Los refrescos o frescos naturales permiten elaborarse con diversas frutas como son los cítricos que ocupan un lugar primordial para estas bebidas, debido a que son ampliamente gustados.

Por el otro lado, existen diversas mezclas como limón y chaya o limón con chía o chan, por ser sabores comunes, que siguen hoy día, una tendencia por incluir productos ancestrales y altamente nutricionales.

Es así como la limonada, podría en primer lugar venir a la mente por ser una bebida universalmente consumida, asimismo, por ser una opción refrescante y que permite ir más allá al combinarse con diversas frutas, especias o hierbas aromáticas, entre otras.

De manera que una limonada ofrece un sabor familiar o peculiar al paladar y al buscar combinar con otros productos menos conocidos aportará un sinfín de variantes. Es recomendable siempre tomar que cuenta que resulta  más fácil introducir una nueva propuesta al paladar, sí por lo menos cuenta con algún sabor conocido y que traiga a la memoria algo ya degustado con anterioridad.

Además, los gustos generalmente regresan a lo básico y es así como el limón es una fruta sumamente apreciada que al aportarle otro ingrediente, seguirá manteniendo ese sabor que gusta e invitará a aceptar cualquier innovación o complemento de sabores.

La chaya es una hoja altamente nutricional y al cumplir con las instrucciones para su cocción, podrá mezclarse con una limonada para brindar la oportunidad de degustar una deliciosa bebida y ampliar su valor nutricional.

Por: Euda Morales

La chaya, altamente nutritiva

Hojas de chaya

Hojas de chaya

¿Qué es la chaya? es un arbusto que crece hasta seis metros de altura, con hojas grandes hasta 32 cm de largo y 30 cm de ancho. Cabe mencionar, que ha sido cultivada desde la época prehispánica como planta comestible.

Mesoamérica es uno de los centros mundiales más importantes para el origen y domesticación de las plantas y ha contribuido con varios cultivos trascendentales para la agricultura moderna, entre los que se incluye el maíz, frijol, calabaza, tomate, cacao, aguacate. Sin embargo, muchas otras plantas útiles, que hoy todavía no son bien conocidas fuera de esta región o al nivel mundial y unana de estas plantas es la hoja de chaya (Cnidoscolus aconitifolius ssp aconitifolius Brenchon).

La chaya, además es altamente nutritiva, ya que es rica en hierro y es una buena fuente depotasio y calcio. Asimismo, la hoja de chaya es rica en proteínas, fibra, vitamina C y caroteno.

Para su preparación, se manipulan las hojas con cuidado por sus pelillos urticantes, se les elimina los tronquitos y se deben cocinar las hojas antes de su consumo. Se pone a hervir agua con sal en una olla que no sea de aluminio, se baja el fuego y se dejan las hojas por 5 minutos. Se escurren inmediatamente y estarán listas para ser incluidas en diversas recetas como complemento nutricional y de sabor a las comidas.

La chaya al igual que la yuca y la berenjena contienen una toxina natural llamada cianuro, que se elimina fácilmente después de hervirla por 10 minutos y si las hojas son tiernas necesitaran menos tiempo.

Las opciones para incluir la chaya en la cocina son inmensas, simplemente sustituya la espinaca por chaya. Otras posibilidades son servir frijoles con chaya, tamales de masa con chaya,, sopa de vegetales o algunas propuestas más creativas como una lasaña con chaya.

El agua donde se cocina la chaya, podrá ser la base para preparar un caldo, una infusión o como una bebida fría o para elaborar una limonada y aprovechar su valor nutricional.

Por: Euda Morales