Carne de pato curado: fuente de proteínas

Hace una semana, los estudiantes de segundo año de Gastronomía Nutricional y Empresarialidad aprendieron el procedimiento para curar carne de pato como parte del curso que imparte el Chef Mario Godínez del restaurante antigüeño Bistrot Cinq.

El pato es una carne magra que aporta una alta cantidad de proteínas así como de aminoácidos esenciales. Por supuesto, es una fuente rica en vitaminas del grupo B como la tiamina, vitamina B12, niacina y riboflavina, así como de minerales como el zinc.

Hoy, es decir, una semana después, el platillo está listo para ser degustado.

 

Referencias:

S/A. Magret de pato, una joya en la cocina. El paladar. Recuperado de https://www.elpaladar.es/es/blog/magret-de-pato-una-joya-en-la-cocina

Dieta flexivegana

La dieta vegetariana  está diseñada para las personas que prefieren comer vegetales por diversas razones las cuales pueden ser: religiosas, ecológicas, o bien personales.  Esta dieta suele ser baja en colesterol y grasas saturadas, por lo que  puede proveer beneficios a la salud; entre los beneficios  más frecuentes están: reducción de los índices de obesidad, diabetes, cáncer de mama y colon, enfermedades cardiovasculares y cálculos biliares entre otras.

Todas las distintas variedades de dietas vegetarianas tienen en común que buscan restringir las proteínas de origen animal. Debido a que las proteínas de origen animal proveen gran cantidad de nutrientes, las dietas vegetarianas deben cubrir estos de otros grupos alimenticios, para cumplir con el objetivo de comer saludable y cubrir las necesidades de macro y micronutrientes para un adecuado crecimiento y optima salud.

Ha iniciado una tendencia muy novedosa llamada flexivegano o flexivegetariano  que procura combinar el vegetarianismo alternando proteínas de alto valor biológico como las de origen animal por ejemplo: el salmón, atún, pescado, pavo, etc. El objetivo es evitar al máximo la explotación o sufrimiento animal, un estilo de vida más ecológico y saludable. Pero en ocasiones una estás opciones no son accesibles ya sea por estar de viaje,  por negocios o eventos sociales  pueden tomar una elección que incluya proteínas de origen animal.

Lo importante con este movimiento o estilo de vida  es incentivar los hábitos saludables  de alimentación y estilo de vida saludable acompañado de una elección consciente en la cual procuremos enfocarnos en la salud. Se sugiere empezar incrementando gradualmente el consumo de frutas y verduras de preferencia crudos. En cuanto a las proteínas de origen animal se recomienda espaciar su ingesta 2 a 3 veces por semana y procurar elegir alimentos que provean gran calidad de nutrientes más que cantidad.  Evitar los alimentos procesados o enlatados, y los embutidos.  

Con estas modificaciones puedes llevar una alimentación saludable y al mismo tiempo  estás tomando elecciones conscientes para el ecosistema.  Incluyendo leguminosas  puede mantenerse proteínas de alto valor biológico para un óptimo estado nutricional y evitar deficiencias de vitaminas y minerales. Otro beneficio que puedes observar es que son alimentos que pueden favorecer a la economía del hogar.

Este tipo de alimentación flexivegetariana al precer ofrece opciones saludables y un estilo de vida que puede adaptarse a todo estilo de vida.  Para infórmate más a cerca de como llevar un estilo de vida saludable incluyendo uno o dos veces por semana recetas vegetarianas infórmate con un especialista en nutrición.

Te comparto una receta que puede ayudarte a iniciar con este estilo de vida.

flexiveganaEnsalada de pepino, zanahoria y remolacha

Ingredientes:

  • 3 remolachas
  • 3 pepinos sin semilla
  • 2 zanahorias grandes
  • 1 taza de edamames
  • ¼ taza de vinagre de vino roso
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de miel
  • 1 naranja en gajos
  • 2 cucharadas de jugo de naranja
  • 1 hojas de menta
  • 1 onza de semillas de marañón

Pizca de sal o al gusto

Preparación:

  • Rebanar en juliana fina las zanahorias, el pepino y las remolachas. Reservar
  • Cocer los edamames en una olla de agua con sal hasta que estén tiernos. Dejar enfriar y reservar.
  • Dorar las semillas de marañon.
  • Vinagreta: mezclar el vinagre, el aceite de oliva, el jugo de naranja mezclar bien con un fuete y condimentar con sal, pimienta y miel al gusto.
  • Mezclar los vegetales, añadir los edamames, las semillas de marañón y los gajos de naranja. Poner la vinagreta para añadir a gusto.

 

logo