Disfruta del nabo, un vegetal olvidado

Sopa de nabo http://goo.gl/XyvZWs

Sopa de nabo
http://goo.gl/XyvZWs

Todos los días son motivo para cuidar la salud, pero en este mes dedicado a la mujer, que mejor que prestar atención a nuestra dieta y hacer mención a un vegetal como lo es el nabo, un poco olvidado o no incluido en las comidas familiares.

El nabo ofrece un color blanco o amarillo, está cubierto por una piel fina que a veces tiene coloraciones lilas y un sabor similar al repollo, pero más dulzón. Aporta una cantidad apreciable de folatos y de vitamina C, beneficiosa por su acción antioxidante y favorece a la absorción del hierro de los alimentos. Las raíces y las hojas de la planta del nabo, pertenecen a la familia de las crucíferas y cabe mencionar que las hojas del nabo son una excelente fuente vegetal rica en calcio.

Otra de sus ventajas es que debido a su bajo valor calórico y presencia de fibra, da la sensación de saciedad y mejora el tránsito intestinal. Siempre, deberá cuidar el método de preparación para evitar por ejemplo las frituras que contribuirá a aumentar su contenido calórico. Mientras que una de sus desventajas es que puede producir flatulencias que dificultan la digestión debido a sus compuestos de azufre.

Elija los nabos pequeños o medianos firmes y de color blanco a lila. Separe las hojas y prepare en breve, mientras las raíces se conservan bien dentro de una bolsa plástica perforada en refrigeración y lávelos justo antes de preparar, para conservar de mejor manera sus vitaminas y minerales.

Las formas de preparar son diversas: la raíz se emplea cocinada en comidas con base a arroz y legumbres. Entre ellos, está el tradicional platillo mediterráneo con base a arroz con alubias y nabos. Se puede incluir en las sopas o purés o guisos, combinados con otros vegetales. Mientras que las hojas, sí están tiernas se consumen crudas en ensaladas o cocinadas de la misma forma que las espinacas. De manera que con un poco de creatividad,  podrá incluir el nabo en las comidas.

Por: Euda Morales