Consejos para preparar el pavo

Pavo

Pavo

El relleno del pavo ofrece sabor y resulta un acompañamiento al momento de servirse.

Uno de los rellenos más tradicionales es el de pan, seguido de carnes o embutidos, pero también puede considerar otras opciones fáciles de preparar  para aportar diversos sabores.

El primer paso consistirá en macerar el pavo, como más guste con jugo de naranja  o piña o vino o cerveza o whisky o hierbas aromáticas y dejar en refrigeración por varias horas.

El relleno, se prepara con anticipación para que esté frio previo a introducirlo al pavo. Recuerde que es muy importante rellenar, justo antes de hornear el pavo.

Las  opciones, van desde un  puré de papas  y zanahoria condimentado con jengibre y pimienta blanca  o con frutas secas como ciruelas, pasas y albaricoques, las que se dejan macerando en vino dulce o ron añejo. Se derrite mantequilla y se adiciona manzana verde, las frutas secas maceradas  y se condimentan con canela o  un relleno de calabaza en cubos que se sofríen con cebolla y champiñones, se condimenta con clavo de olor y jengibre.  Los rellenos son diversos, considere sustituir el pan blanco de las recetas  por pan integral o utilizar arroz integral o quínoa en los rellenos, los que le aportarán a su vez textura  y volumen.

Si prefiere el pavo sin rellenar, coloque tallos de apio y zanahorias en su interior, logrará también sabor y podrá licuar junto a los jugos de la cocción para preparar el gravy.

Las salsas, también pueden ser más ligeras e incluir frutas como  una salsa de manzana o de arándanos o de cítricos. Las guarniciones incluirán vegetales asados o una ensalada de lechugas o vegetales de hojas  mixtas y gajos de mandarina o una ensalada de espinaca con fresas  con aderezos  de ajonjolí  o  de jugo de naranja, vinagre balsámico, miel y mostaza.

Para hornear, cubra las alas con papel de aluminio evitar que se doren antes que el resto del pavo. Cocine al inicio el pavo tapado con papel de aluminio o utilice la tapadera de la pavera. Bañe ocasionalmente con el jugo de la salmuera, al final de la cocción, destape y unte con miel para que dore. Asegúrese que el pavo quede perfectamente cocinado en su totalidad, al pincharlo el jugo deberá ser claro y estará listo para ser degustado.

Por: Euda Morales