Dieta mediterránea, beneficiosa para la salud

La dieta mediterránea ha ganado popularidad en las últimas décadas, siendo recomendada por profesionales de la salud por su bajo contenido en grasas saturadas (carnes rojas), alto contenido en grasas monoinsaturadas (aceite de oliva) y poliinsaturadas (omega -6 y -3), y ser rica en antioxidantes (frutos secos, verduras y legumbres). También se menciona el consumo de una copa de vino tinto al día como parte importante de esta dieta. [1]

Para T. Durá y A. Castroviejo,  “la dieta mediterránea no solo garantiza un aporte calórico y de nutrientes en cantidades suficientes y proporciones adecuadas sino que, además, contribuye a la prevención de enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer, enfermedades degenerativas, etc., y, en general, a una mayor esperanza de vida”. [2]

Imagen vía Freepik

Existen muchísimos platillos fáciles de preparar que siguen los parámetros de la dieta mediterránea: fuerte presencia de hortalizas, frutas, legumbres y granos, uso de aceite de oliva y cantidades moderadas de pescado, productos lácteos y huevos. [2]

A continuación, presentamos una entrada a base de pimiento dulce.

Pimientos marinados [3]

Ingredientes

300 g de chile pimiento rojo, verde y amarillo, previamente asados y pelados

1 – 2 dientes de ajo

1 ramita de tomillo

20 ml de vinagre balsámico al gusto

80 ml de aceite de oliva extra virgen

sal, pimienta recién molida

Preparación

Cortar los pimientos en cuartos y colocarlos en una fuente llana. Pelar los ajos, cortarlos en rodajas y mezclarlos con las hojas de tomillo, vinagre a discreción, aceite, sal y pimienta. Verter la mezcla sobre los pimientos y dejar todo en reposo 30 minutos como mínimo.

Se pueden servir combinándolos con rodajas finas de jamón, queso parmesano y aceitunas negras.

Imagen de libro “El gran libro de la cocina italiana”, p. 47

 

Referencias:

[1] Delgado, F. (2011) Cocina española e internacional. Málaga: IC Editorial.

[2] Durá Traví, T., & Castroviejo Gandarias, A. (2011). Adherencia a la dieta mediterránea en la población universitaria. Nutricion Hospitalaria26(3), 602-608. doi:10.3305/nh.2011.26.3.4891

[3] Bernasconi, C. y Teubner, C. (2004). El gran libro de la cocina italiana. México: Editorial Everest.

Para las reuniones de fin de año: bruschettas y crostinis

Se acercan las celebraciones de fin de año y con éstas las reuniones familiares y de amigos, en donde uno de los elementos más importantes es la comida que se ofrecerá para su degustación.

Aunque hay diversidad de platillos que se pueden preparar para agasajar a los invitados, nos centraremos en esta ocasión en una solución más rápida y sencilla pero no por ello menos apetecible que un platillo formal: las bruschettas y los crostinis.

Según Teubner y Barnasconi, de “El gran libro de la cocina italiana” (2003), en su versión más sencilla se trata simplemente de “pan con aceite”. Sin embargo, advierte que esta supuesta sencillez  no debe engañarnos: la autenticidad  del sabor aportará mayor calidad al plato.

La bruschetta casera, típicamente italiana, lleva además de aceite otros productos como queso ricotta, hierbas y vegetales como el tomate. Entre los secretos del sabor de una buena bruschetta es que antes de colocar el tomate, se frote la mitad de un ajo en el pan, en vez de colocarlo picado junto con el tomate.

El crostini se diferencia de la bruschetta por ser más pequeños, del tamaño de un bocado, por lo que se pueden llevar a la boca de una forma más fácil.

Bruschetta con tomate

Ingredientes

400 g de tomate

2 dientes de ajo pelados

1 ramito de albahaca

sal, pimienta negra recién molida

2 – 3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen

12 rebanadas de pan blanco italiano

Preparación

Cortar el tomate en daditos. Picar finamente el ajo y hacer la albahaca en tiras, excepto algunas hojas.

Mezclar todo con sal, pimienta y aceite. En el horno precalentado a 250°C. tostar las rebanadas de pan durante 4 minutos. Retirarlas luego del horno, extender la mezcla del tomate y servir con albahaca.

** También se puede agregar queso ya sea ricotta o mozzarella **

* Receta e información extraída de “El gran libro de la cocina italiana” de Cristian Teubner y Carlo Bernasconi, Editorial Everest, 2003.

Dashu83 vía Freepik

Cerveza artesanal: degustación

Hace unas semanas se elaboraron algunos tipos de cerveza artesanal como parte del curso de Tecnología de Alimentos, para estudiantes de Gastronomía.

Hoy, se degustaron comparándolas con algunas marcas comerciales para percibir similitudes o diferencias entre ambas, por ejemplo, cerveza oscura o cerveza con miel.

Cerveza artesanal: experimento en el curso de Tecnología de los Alimentos

La cerveza artesanal ha cobrado auge en los últimos tiempos, en muchas variedades y sabores, desde lo más tradicional hasta sorpresas como chocolate o maracuyá (¡!).

Recientemente, como parte del curso de Teconología de los alimentos, los estudiantes participaron en la elaboración de cerveza artesanal, en donde aprendieron sobre los procesos tradicionales que solamente se encuentran en las cervezas artesanales como el macerado por decocción, descanso de diacetilo, lupulado en seco (dryhopping), fermentación espontánea y carbonatado por kräusening.

Se dejó reposada la cerveza para su fermentación por unas semanas. Pronto compartiremos más imágenes del proceso y del producto final.

–Con información del curso Tecnología de alimentos.

 

La cocina guatemalteca y su riqueza: conversando con la Chef Iracema Ezeta

Hace unos días, tuvimos la oportunidad de conversar con la Chef Iracema Ezeta, catedrática de la carrera de Gastronomía Nutricional y Empresarialidad, con motivo de la próxima celebración del 15 de septiembre, Día de la Independencia en Guatemala.

Escuela de Nutrición (EN): Chef Iracema, ¿Puede describir su experiencia con la Gastronomía Guatemalteca? ¿Qué la hace especial a diferencia de otras cocinas del mundo?

Chef Iracema Ezeta (IE): La gastronomía de Guatemala está cargada de herencias antiguas. Es una mezcla de la cultura de nuestros pueblos indígenas con la gran cantidad de técnicas e ingredientes que nos trajo la conquista. Aunque toda Mesoamérica comparte una fusión cultural bastante similar, Guatemala es muy rica  en tradiciones ligadas a la comida como el fiambre o regiones marcadas por sus productos como el tapado garífuna. Cocino desde siempre y lo he hecho de manera tradicional en muchas partes de Guatemala, aún así siento que tengo mucho que aprender de esta tierra, aún tantos ingredientes que quiero cocinar…

EN: ¿Cuál es el platillo chapín que usted cocinó por primera vez? ¿Qué hizo especial ese momento?

IE: Me tocó cocinar desde muy chica, sobre todo porque me gustaba y en casa había siempre que “echar una mano”. Hice un pepián que era mi favorito, el cual había visto a mi mamá hacer todo el tiempo. Aparte de ayudar siempre con las tortillas o  a hacer canillitas de leche, para mi, cocinar era la manera de decirle a mi familia lo mucho que los quería, y aún significa siempre eso.

EN: ¿Qué ingredientes tradicionales de nuestra cocina sugiere usted siempre tener en casa?

IE: Guatemala es un jardín vivo que cambia con las temporadas, deberíamos tener siempre las frutas y verduras de temporada y hacer cuanto podamos con ellas sin que sea algo forzosamente tradicional. Lo que debemos hacer es cocinar más en casa.

EN: ¿Algún consejo para alguien que desee iniciarse en la cocina guatemalteca?

IE: Es sencillo: empezar a cocinar platos festivos en días cotidianos. Esto nos va a hacer más críticos y amantes de lo nuestro.

 

 

Resaltar elementos de la cocina tradicional chapina

¿Cómo resaltar los elementos especiales de la cocina tradicional guatemalteca?

“La gastronomía guatemalteca es muy rica en cuanto a colores y sabores. Los ingredientes que brinda nuestra tierra son excepcionales, sabores intensos y deliciosos, que hacen de cada platillo algo único para el paladar. El trabajo que conlleva el cultivo de muchos ingredientes, es lo que creo, hace que ese sabor tan único sea gracias al esfuerzo, cariño y entrega que esconden en su esencia. En la cocina guatemalteca, se debe resaltar todos los ingredientes y hacerlos notar de manera natural, con procesos tradicionales sin alterar su naturaleza tan espectacular.”

Ana Lucía Godínez, estudiante último año de Gastronomía Nutricional y Empresarialidad

 

Destreza en el Vive la UFM

El pasado 10 de agosto se llevó a cabo el evento Vive la UFM en la Universidad Francisco Marroquín, y la carrera de Gastronomía realizó la actividad Hands on: vive una exclusiva experiencia culinaria en la que los participantes elaboraron distintos platillos bajo ciertos lineamientos previamente dados por un jurado que los calificó al final.

Fue una actividad exitosa en la que el despliegue de destreza y creatividad fue impresionante.

Los participantes, quienes son estudiantes de colegio, recibieron el apoyo de estudiantes destacados de distintos años de la carrera de Gastronomía.

De vuelta a la práctica en el Laboratorio de Gastronomía

Hace una semana empezó el 2do. semestre en Gastronomía Nutricional y Empresarialidad, por lo que reiniciaron las prácticas en el Laboratorio de Gastronomía nuevamente.

Por ejemplo, con la Chef Christa Quirin de Zwer, los estudiantes de tercer año de la carrera están recibiendo el curso de Garde Manger.

 

Por otro lado, los estudiantes de último año están recibiendo actualmente un módulo muy interesante de Cocina Étnica con el Chef Pablo Soto.

Aprender a hacer Foie Gras en Masia Can Martí

Desde que nuestras estudiantes están realizando sus prácticas de verano allá en España e Italia, nos llegan imágenes interesantes de platillos vistosos e ingredientes peculiares…

Como este vídeo que nos compartió Marisa Hermes, desde Masia Can Martí, en Barcelona, en el cual se puede observar parte del procedimiento para elaborar Foie Gras.

 

Sin duda, una experiencia muy enriquecedora para practicantes en busca de mejorar sus técnicas culinarias.