Semillas de chía o chan: beneficios

Estas diminutas semillas, conocidas como chía o chan, han adquirido notoriedad en los últimos años como un ingrediente altamente recomendado en dietas saludables. Pero, ¿qué sabemos de esta semilla?

A las semillas también se les conoce como Salvia hispánica, nombre de la planta de la cual se obtienen las semillas. Es una planta originaria de México, Guatemala y Nicaragua. 

Según Dolores Alvarado, este alimento fue considerado sagrado en tiempos precolombinos por los pueblos mesoamericanos. Incluso, mencionan Gutiérrez Tolentino et al, que las semillas de chía estaban entre los ingredientes principales de la alimentación de los mayas y aztecas, junto con el maíz y el frijol. Así mismo, no solo tenía usos medicinales y alimentarios sino también artísticos y religiosos. Es precisamente por este uso ritual, dice Alvarado, que los españoles prohibieron su uso y fue quedando en el olvido. 

Sin embargo, popularmente su uso continuó en los hogares guatemaltecos, principalmente, añadiendo las semillas a bebidas como la limonada, aunque sin conocer en realidad su aporte nutricional. 

Aporte nutricional de la chía:

Uno de las características más conocidas de las semillas de chía es su alto contenido de omega 3. 

Pero además, más del 30% del contenido de la semilla de chía es de fibra, y carece de gluten, lo cual amplia sus posibilidades de consumo aún para los pacientes con enfermedad celíaca. 

También por su alto contenido de ácidos grasos, se han elaborado extracciones del aceite de las semillas. 

Beneficios de la chía:

  • Regula los niveles de azúcares en la sangre
  • Regula el movimiento intestinal por su cantidad de fibra
  • Tiene un efecto antioxidante por lo que previene el envejecimiento
  • Por la sensación de saciedad que provee es ideal para los regímenes de pérdida de peso

breakfast-1391953_1920
Cómo añadir las semillas de chía a nuestra dieta:

Su preparación es sencilla: solamente es necesario agregarle algún líquido para hidratarse y se forma un gel sólido, por lo que sus posibilidades son inmensas: se puede agregar al agua pura, a bebidas preparadas (como la limonada), a yogur, o incluso a ensaladas, al sustituir la vinagreta por el gel que se forma con las semillas ya hidratadas.

 

Referencias:

Alvarado Rupflin, Dolores Ixmucané. (Agosto 2011). Caracterización de la semilla del chan (Salvia hispanica L.) y diseño de un producto funcional que la contiene como ingrediente. Revista UVG, 23, 43 – 49. Recuperado el 9 de enero del 2017 de http://www.uvg.edu.gt/publicaciones/revista/volumenes/numero-23/REVISTA_23_pag_43-49.pdf

Gutiérrez Tolentino, Rey, Ramírez Vega, Ma. Lourdes, Vega y León, Salvador, Fontecha, Javier, Rodríguez, Luis Miguel, & Escobar Medina, Arturo. (2014). Fatty acid content in chia (Salvia hispanica L.) seeds grown in four Mexican states. Revista Cubana de Plantas Medicinales, 19(3), 199-207. Retrieved January 09, 2017, from http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1028-47962014000300008&lng=en&tlng=en.

s/a. (junio 2015). Semilla de chía o chan, ¿Saludable o nociva?. 9 de enero 2017, de El diario de la salud Sitio web: http://eldiariodelasalud.com/2015/06/16/semilla-de-chia-o-chan-saludable-o-nociva/

 

Enlaces

Valiosas semillas de chan

Crepas integrales de chía con miel de agave y amaranto