Artículos de interés

Descubre los últimos avances en los temas de Nutrición, Salud, Gastronomía y estilos de vida.

Semillas de chía o chan: beneficios

Estas diminutas semillas, conocidas como chía o chan, han adquirido notoriedad en los últimos años como un ingrediente altamente recomendado en dietas saludables. Pero, ¿qué sabemos de esta semilla?

A las semillas también se les conoce como Salvia hispánica, nombre de la planta de la cual se obtienen las semillas. Es una planta originaria de México, Guatemala y Nicaragua. 

Según Dolores Alvarado, este alimento fue considerado sagrado en tiempos precolombinos por los pueblos mesoamericanos. Incluso, mencionan Gutiérrez Tolentino et al, que las semillas de chía estaban entre los ingredientes principales de la alimentación de los mayas y aztecas, junto con el maíz y el frijol. Así mismo, no solo tenía usos medicinales y alimentarios sino también artísticos y religiosos. Es precisamente por este uso ritual, dice Alvarado, que los españoles prohibieron su uso y fue quedando en el olvido. 

Sin embargo, popularmente su uso continuó en los hogares guatemaltecos, principalmente, añadiendo las semillas a bebidas como la limonada, aunque sin conocer en realidad su aporte nutricional. 

Aporte nutricional de la chía:

Uno de las características más conocidas de las semillas de chía es su alto contenido de omega 3. 

Pero además, más del 30% del contenido de la semilla de chía es de fibra, y carece de gluten, lo cual amplia sus posibilidades de consumo aún para los pacientes con enfermedad celíaca. 

También por su alto contenido de ácidos grasos, se han elaborado extracciones del aceite de las semillas. 

Beneficios de la chía:

  • Regula los niveles de azúcares en la sangre
  • Regula el movimiento intestinal por su cantidad de fibra
  • Tiene un efecto antioxidante por lo que previene el envejecimiento
  • Por la sensación de saciedad que provee es ideal para los regímenes de pérdida de peso

breakfast-1391953_1920
Cómo añadir las semillas de chía a nuestra dieta:

Su preparación es sencilla: solamente es necesario agregarle algún líquido para hidratarse y se forma un gel sólido, por lo que sus posibilidades son inmensas: se puede agregar al agua pura, a bebidas preparadas (como la limonada), a yogur, o incluso a ensaladas, al sustituir la vinagreta por el gel que se forma con las semillas ya hidratadas.

 

Referencias:

Alvarado Rupflin, Dolores Ixmucané. (Agosto 2011). Caracterización de la semilla del chan (Salvia hispanica L.) y diseño de un producto funcional que la contiene como ingrediente. Revista UVG, 23, 43 – 49. Recuperado el 9 de enero del 2017 de http://www.uvg.edu.gt/publicaciones/revista/volumenes/numero-23/REVISTA_23_pag_43-49.pdf

Gutiérrez Tolentino, Rey, Ramírez Vega, Ma. Lourdes, Vega y León, Salvador, Fontecha, Javier, Rodríguez, Luis Miguel, & Escobar Medina, Arturo. (2014). Fatty acid content in chia (Salvia hispanica L.) seeds grown in four Mexican states. Revista Cubana de Plantas Medicinales, 19(3), 199-207. Retrieved January 09, 2017, from http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1028-47962014000300008&lng=en&tlng=en.

s/a. (junio 2015). Semilla de chía o chan, ¿Saludable o nociva?. 9 de enero 2017, de El diario de la salud Sitio web: http://eldiariodelasalud.com/2015/06/16/semilla-de-chia-o-chan-saludable-o-nociva/

 

Nutrición e hidratación durante la competencia, parte II

Después de una buena base, es importante saber cuál es el promedio de calorías que cada individuo utiliza por hora. Esto puede variar dependiendo de la intensidad, y en una carrera probablemente el ritmo cardíaco va a estar elevado.  Por ejemplo, Juan quema 500 calorías por hora, entonces al participar en una competencia de aproximadamente 4 horas (maratón/42km) su meta ideal será planificar que las primeras 2 horas va a consumir 600 kcal/h. Dado que mientras pasa el tiempo el cuerpo empieza a tolerar menos, se  le recomendaría bajarle a 350-400 kcal/h para el resto del recorrido.

La hidratación debe ir intercalada con el plan de carrera y alimentación.  Lo recomendable es sacar la tasa de sudoración del atleta, aunque honestamente, muy pocos lo hacen. Entonces la clave es empezar a tomar agua y electrolitos lo antes posible en la carrera porque probablemente cuando sintamos sed ya va a ser tarde para lograr ingerir la cantidad necesaria.

Un buen consejo es tomar entre 20 y 30 onzas de agua al despertarse el día de la carrera, así mismo, llevar un pachón con electrolitos para la salida de la misma, ya que no sabemos cuanto pueden retrasar la hora de salida.   Después se debe aprovechar cada puesto de hidratación durante el recorrido  (y si les da ganas de ir al baño hay opciones como parar en los baños portátiles).

La variedad de bebidas con electrolitos es amplia y muchas veces las gels de carbohidratos traen un poco de electrolitos.  Es bueno probar hasta encontrar con qué se siente cómodo el atleta y qué le funciona.  Para unos es bebidas preparadas (muchas veces tienen demasiada azúcar), otros prefieren los electrolitos que vienen en efervescente como Nuun, y algunos prefieren las pastillas de sal.   En las carreras más largas, muchas veces el éxito de terminar entero va a ser gracias a la Coca-cola, que puede salvar un estomago que ya no tolera nada más (la única oportunidad en que recomiendo beber una ya que a mi si me ha ayudado a terminar un par de Ironman 70.3 y la Media de la ciudad en que terminé en la emergencia post-carrera).

Al final del día el éxito de una carrera involucra muchos factores, y la única forma de dominar todos estos es con la experiencia. Es bueno saber que “cualquier cosa puede pasar el día de la maratón” y siempre va a haber una siguiente carrera.  Mi recomendación es competir porque de lo contrario, el atleta solo se vuelve el rey de los entrenos y eso es aburrido.  Hay que compartir este estilo de vida que solamente cosas buenas trae.

Para leer la parte I, haz click aquí.

— Licda. Ana de la Cerda, egresada de la Escuela de Nutrición y atleta.

Nutrición e hidratación durante la competencia, parte I

Aquí todos somos expertos en nutrición pero una vez se sale del ambiente laboral y se pone un pie en el deporte, específicamente maratón o triatlón todo lo estudiado puede cambiar… La nutrición para una carrera de larga distancia es todo un arte porque cada cuerpo reacciona diferente y cada atleta tiene sus gustos, preferencias de sabores, consistencias de comida que tolera además de todos los factores externos que pueden afectar como la distancia, humedad,  temperatura y la altimetría de competencia que pueden cambiar sin previo aviso.

Nutricionalmente hablando, a la hora de correr o de hacer algún deporte de larga distancia (+2 horas), hay que prepararse con suficientes reservas de energía y seguir proveyendo al cuerpo glucosa y electrolitos para poder dar resultados positivos y no chocar con la famosa pared (término utilizado por los atletas al quedarse sin reservas de energía) y sufrir de vómitos, calambres o situaciones peores como golpe de calor.   Los atletas profesionales tienen a todo un equipo detrás de ellos que los ayuda con toda la logística y ciencia a la hora de competir (210000 kms- Toti Fernandez,  Eat & Run- Scott Jurek).  Pero los mortales no tenemos tal cosa, y es por eso que cada atleta debe aprender a conocer cómo funciona su cuerpo a base de prueba y error.

Para medias maratones, que es la primera meta o la más común en la población al dejar de ser sedentario, es importante el consumo de bebidas con electrolitos y carbohidratos simples, pero mientras la ecuación empieza a agregar distancia (maratón y triatlón), las necesidades de alimentos durante el ejercicio empiezan a incrementar en cantidad de calorías.

La semana antes de la competencia es importante hacer un programa de alimentación enfocado en la cantidad de carbohidratos complejos correcta para mantener las reservas de músculos e hígado a tope, pero además hay que tener mucha atención con el consumo de agua y electrolitos, para que esté ideal y no haya espacio para la deshidratación previo a la competencia.

El día de la competencia es recomendable comer unas 2-3 horas antes de empezar el evento una comida completa alrededor de 500-600 kcal, y aquí es importante tomar en cuenta que mucha grasa y mucha proteína pueden poner en juego el rendimiento.  Para algunos atletas una taza de avena con leche y banano es suficiente, pero puede variar en gustos y tolerancias. Una taza de café puede ser un buen start up al día de la carrera.  Pero no más para evitar deshidratación no planeada.

Continuará…

— Licda. Ana de la Cerda, egresada de la Escuela de Nutrición y atleta.

¿Cómo está relacionado el cáncer con la nutrición?

“Que la comida sea tu alimento y el alimento tu medicina”  Hipócrates

La OMS, señala que al menos un tercio de todos los casos  de cáncer puede prevenirse. La prevención constituye la estrategia a largo plazo  más costo eficaz para el control del cáncer.

¿Factor genético?

Aunque nuestros genes influyen sobre el riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer,  también y en gran medida influyen los factores no hereditarios. Es reconocido el papel que juega el consumo de tabaco en el desarrollo de cáncer pulmonar, esófago, boca, laringe, riñón, páncreas, estómago y cuello uterino.  Así también, se reconoce el papel preventivo que juega el  mantener un peso saludable, conservar un nivel de actividad física adecuado durante la vida y tener  una dieta balanceada, para reducir significativamente el riesgo de desarrollar un tipo de cáncer, o de morir tempranamente  por dicha enfermedad. Es por esto que el  Instituto Nacional de Cáncer estima que por lo menos el 35% de todos los cánceres tienen una conexión con la nutrición.

Actualmente la industria de alimentos nos ofrece una gran variedad de alimentos y en diferentes presentaciones. La clave está en saber escoger los alimentos más saludables. Consumir carnes y pescados fritos o al carbón pueden ocasionar carcinógenos en éstos, al igual que ahumar, curar o salitrar otro tipo de carnes. Siempre será mejor utilizar otros métodos de cocción que no requieran tanto calor directo. Por otro lado, cabe mencionar  la  evidencia basada en estudios epidemiológicos sobre la  asociación de consumo de carnes procedas y desarrollo de cáncer colorrectal (OMS).  Aunque se sabe que también hay factores de tipo infeccioso, ambientales, radiaciones que son causa de  cáncer, a continuación se presenta un resumen sobre causas asociadas a algunos tipos de cáncer y el papel que tiene la alimentación, nutrición  y la actividad física para  reducir el riesgo de aparición  de los mismos.

 

para-articulo-cancer

 

— Por Dra. Clara Zuleta de Maldonado, Facultad de Medicina UFM.

 

Temas relacionados

Visita a los servicios de alimentación del INCAN

La actividad física y su asociación con el desempeño cognitivo

Nutrición para un corazón sano

Una alimentación y estilo de vida saludable además de aportar beneficios a largo plazo en la salud, son fundamentales para la prevención de enfermedades cardiovasculares.

 

Se deben introducir hábitos alimenticios saludables para poder llevar una dieta balanceada, aportando a nuestro cuerpo la energía y los nutrientes necesarios para su adecuado funcionamiento. Además es importante para poder tener un corazón sano ya que ciertos alimentos pueden incrementar el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular.

 

A continuación, algunas recomendaciones:

 

  • Conocer tus requerimientos nutricionales es importante para poder llevar una alimentación adecuada.

 

  •  Es importante llevar una dieta balanceada: debe incluir alimentos nutritivos de todos los grupos de alimentos: proteínas, carbohidratos, frutas, verduras y grasas. Esto le permitirá obtener todos los nutrientes que su cuerpo necesita, así como también vitaminas, minerales y fibra.

 

  • Asegúrese de comer por lo menos 5 porciones de frutas y verduras al día. Son buena fuente de vitaminas y minerales, además son bajas en calorías y ricas en fibra. Un mayor consumo de frutas y verduras se ha asociado a una disminución en el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Se recomienda el consumo de frutas y verduras frescas, evite que sean acompañadas de salsas cremosas o de grandes cantidades de azúcar como lo son las frutas en almíbar enlatadas.

 

  •  Elija granos enteros ya que aportan fibra y otros nutrientes importantes para la salud del corazón. Introduzca harinas integrales, cereales altos en fibra, que contengan 5 g. o más de fibra por porción, avena, pasta y arroz integral. Evite todos los carbohidratos refinados como la harina blanca, muffins, donas, pasteles, entre otros.

 

  • Complemente su dieta con porciones pequeñas o medianas de carne, pescado o aves bajos en grasa. También incluya 2 a 3 porciones de productos lácteos descremados.

 

  •   Es importante limitar el consumo de grasas saturadas o trans para ayudar a disminuir los niveles de colesterol en la sangre. Una dieta adecuada, nos permite reducir el colesterol malo, conocido como LDL (lipoproteína de baja densidad). Los niveles elevados de LDL contribuyen a la producción de placas en las arterias, lo cual es un factor de riesgo para padecer de un ataque al corazón.

 

Dentro de nuestro cuerpo, también tenemos el colesterol bueno, conocido como HDL (lipoproteína de alta densidad). Este nos ayuda a eliminar el colesterol LDL del cuerpo. Una dieta adecuada es necesaria para tener los niveles de HDL óptimos.

 

The American Heart Association da la siguiente guía en relación al consumo de grasas y colesterol:

 

Tipo de grasa

Recomendación

 Grasas saturadas 

Menos de 7% de las calorías diarias.

 Grasas trans 

Menos de 1% de las calorías diarias.

 Colesterol

Menos de 300 mg al día en adultos sanos y menos de 200 mg si tiene niveles elevados de colesterol LDL en sangre o si está tomando medicamento para la disminución de colesterol.

 

 

  • Limite el consumo de grasas solidas como mantequilla, margarina y evite los productos que en el etiquetado digan “parcialmente hidrogenado” o que contengan grasas trans.

 

  • Incluya grasas saludables para el corazón como lo son las mono-insaturadas que se encuentran en los aceites vegetales como oliva y canola. Además incluya las grasas poliinsaturadas, presentes en frutos secos y semillas. Ambas ayudan a la reducción del colesterol total en el cuerpo. A pesar de sus beneficios en la salud, se recomienda que su consumo sea moderado ya que aportan altas cantidades de calorías.

 

  •  Reduzca el consumo de sodio, altas cantidades pueden contribuir al aumento de la presión arterial. Se recomienda que los adultos sanos no consuman más de 2,300 mg de sodio al día (aproximadamente 1 cucharadita). Adultos mayores de 51 años o que hayan sido diagnosticados con hipertensión, diabetes o enfermedades renales no deben consumir más de 1,500 mg al día.

 

Se recomienda disminuir la cantidad de sal que se agrega a las comidas en la mesa o durante su preparación.              Se debe tener precaución con las comidas procesadas o enlatadas ya que contienen altas cantidades de sal.

 

  • La actividad física es muy recomendable: Elija actividades y deportes que disfrute y ejercítese de 30-45 minutos diarios.

 

Anemia nutricional, ¿Por qué tengo anemia?

La llamada anemia nutricional o por deficiencia de vitaminas se refiere a mantener un número de glóbulos rojos disminuido debido a una dieta pobre en hierro, folatos o Vitamina B12Los glóbulos rojos son los encargados de transportar oxígeno al cerebro y a todos los órganos y tejidos del cuerpo. La disminución del aporte de oxígeno redundará en una pobre función de estos órganos o tejidos. Es especialmente preocupante en mujeres embarazadas y en niños, ya que se conocen estudios que demuestras que en niños anémicos el rendimiento en el aprendizaje escolar es menor.

Las causas de la anemia pueden ser múltiples. La mayoría es por carencia de vitaminas y minerales, otras no nutricionales como las infecciones, pérdida crónica de sangre (menstruaciones, sangrados gastrointestinales) o por mala absorción (resecciones intestinales, diarrea crónica, etc.)

A nivel mundial la anemia por deficiencia de hierro es la más prevalente y la que se encuentra entre las causas más frecuentes en producir morbilidad (posibilidad de enfermarse). La anemia por deficiencia de hierro se caracteriza por tener glóbulos rojos pequeños y pálidos (microcítica). La anemia por deficiencia de Vitamina B12 y por Ácido Fólico tiene los glóbulos rojos grandes y pálidos (macrocítica).

Se estima que en el mundo hay un 47% de preescolares con anemia y un 42% de madres embarazadas. La anemia por pérdida crónica de hierro se observa más en mujeres por la menstruación y un aporte inadecuado en la dieta (30% de mujeres con anemia).

Síntomas y Signos

Un síntoma es la molestia que el paciente describe y un signo es algo que otra gente o el médico nota en el paciente.

El signo típico de todas las anemias es la palidez y entre los síntomas más comunes de la anemia están la fatiga y debilidad. Las que tienen anemia crónica tienden a adaptarse a bajos niveles de hemoglobina y a veces no manifiestan estas molestias; aunque cuando hay exigencia en mayores esfuerzos se nota la diferencia con sujetos no anémicos. Algunos síntomas curiosos son los de pica (comer tierra, yeso, papel, etc.) o pagofagia (comer hielo). Estos síntomas desaparecen al corregirse la anemia. La pérdida del cabello puede ocurrir con anemia por deficiencia de hierro y en anemias severas se observa somnolencia, mareos, depresión o no tolerancia al ejercicio.

— Dr. Jorge  Tulio Rodríguez

Degusta de la cena de Thanksgiving sin perder la línea

El Thanksgiving es una celebración muy tradicional de los estadounidenses sin embargo en los últimos años los guatemaltecos hemos empezado a incluir como tradición el dar gracias por la familia y amigos que tenemos. ¿Qué mejor que celebrar con una rica comida?

El menú tradicional de Thanksgiving es pavo relleno con salsa de Cranberry, puré de papa o de camote, zanahorias glaseadas, pan, y no puede faltar el Pumpkin pie. Si lo vemos del lado nutricional es una dieta balanceada en el sentido que lleva todos los grupos de alimentos, sin embargo si no cuidamos la preparación el aporte calórico si puede ser bastante elevado.

Para poder disfrutar de una deliciosa cena de Thankgiving sin exceder el aporte calórico principalmente de grasa y azúcar les adjunto ciertos tips:

  • Vale compensar: si sabemos que vamos a comer una cena sustanciosa tratemos que el desayuno y el almuerzo sean ligeros y si puedes hacer actividad física ideal – quema extra de calorías.
  • Plato pequeño: Muchas veces nos servimos mucha comida en el plato y al final nos quedamos demasiado llenos. Es mejor servirse en un plato más pequeño donde se puede probar de todo en menor cantidad.
  • Pocas salsas: Las salsas,gravies, aderezos cremosos, mantequilla son alimentos que tienen muchas calorías escondidas. Trata de agregar solamente 1 -2 cucharaditas de éstos.
  • Evita repetirse: El cerebro se tarda 20 minutos en reconocer que ya estas lleno, si todavía sientes un poco de hambre, trata de esperar esos 20 minutos y te sentirás satisfecho.
  • Las bebidas: las bebidas alcohólicas y gaseosas son calorías vacías ya que no aportan algún nutriente. Es mejor agua pura con alguna infusión de fruta o bebidas naturales.

Podemos disfrutar de una cena de Thanksgiving con nuestra familia y amigos sin afectar nuestro plan de alimentación, que no le debemos ver como una dieta sino como un estilo de vida.

 

Licda. Lucky Barillas

Licenciada en Nutrición Clínica, egresada de la Escuela de Nutrición UFM

 

Temas relacionados

El valor nutricional de los recados guatemaltecos

¿Qué es la hepatitis?

 

¿Qué dieta seguir si tengo hepatitis?

Se denomina hepatitis a la inflamación del hígado, se origina por una variedad de agentes que inflaman este órgano. Pueden ser infecciosas (por virus, bacterias o parásitos como la malaria), alcohólicas, medicamentosas, por toxinas, autoinmunes, por obesidad, etc. Durante el proceso agudo de la enfermedad ocurren una serie de síntomas que afectan el estado nutricional. Estos pueden variar de acuerdo al tipo de hepatitis pero, tienen como común denominador durante la fase aguda, la náusea y/o vómitos, inapetencia, en ocasiones diarrea, debilidad y malestar general con decaimiento.

Las causas más frecuentes se deben infecciones virales. De estos, cinco son los virus más implicados, denominándose por letras como, Virus de la hepatitis A, B, C, D y E. Dependiendo del tipo de hepatitis el estado de salud del paciente varía; la hepatitis A y E las más benignas y de carácter transitorio. Las hepatitis B y C tienden a la cronicidad y complicaciones más acentuadas, poniendo en riesgo la vida del paciente. Siendo la hepatitis A la más común por lo que en este breve ensayo nos enfocaremos en ella.

Hepatitis A

La hepatitis A es una enfermedad viral causada por un picornavirus (HAV) altamente contagiosa y es la más común entre todas en países con pobre nivel sanitario. A nivel mundial se reportan 1.4 millones de casos anualmente.El contagio usual es por la ingestión de comidas (en especial mariscos) o agua contaminada, o por contacto cercano a una persona contaminada. El contacto oral-anal durante el sexo puede ser otra fuente de contagio. El período de incubación es entre 15 a 45 días después del contagio. La mayoría de individuos que adquieren Hepatitis A se recuperan completamente sin sufrir un daño hepático permanente y el hígado inflamado se ve temporalmente afectado en su funcionamiento.

La hepatitis A se caracteriza por ser una enfermedad aguda, auto limitada que puede iniciarse con molestias catarrales, fiebre, malestar general, ictericia, anorexia, prurito, dolor abdominal, náusea y en ocasiones cursa con diarrea. La enfermedad puede durar de 2 a 6 meses. En casos raros puede manifestar una enfermedad aguda con fallo hepático e incluso muerte. En infantes y prescolares con frecuencia causa síntomas inespecíficos sin ictericia. Corrales, N.E y colaboradores encontraron que en niños asistentes a la consulta externa de un hospital público, el 79% tenían anticuerpos IgA positivos para hepatitis A (ELISA) y de estos, solo el 19% habían presentado ictericia durante el curso de la enfermedad.

Los hijos de madres con hepatitis A que reciben lactancia materna pueden continuar lactando al pecho ya que, el HAV no se encuentra en la leche materna. Debido a que la transmisión de este virus es principalmente por contaminación fecal-oral, la madre tiene que tener extremo cuidado en mantener buenas prácticas de higiene, especialmente el lavado cuidadoso de manos.

Los cambios histológicos durante la fase aguda de la hepatitis A muestran una inflamación portal aún más pronunciada que la observada en la Hepatitis B pero, con menos cambios en el parénquima (menos necrosis focal, proliferación de células de Kupffer, cuerpos acidófilos y balonamiento). La mayoría de los pacientes alcanzan concentraciones normales de bilirrubina alrededor de un mes y se correlaciona muy bien con las transaminasas séricas.

 

id-100255517

El edema es la causa de la hepatomegalia y es lo que comprime los canalículos biliares, razón por la cual, se retiene bilirrubina y bilis al no permitir un buen flujo. La hepatomegalia producida hace que la cápsula del hígado se distienda y produzca dolor en el costado derecho. La bilis depositada en la piel produce prurito y la bilirrubina produce la ictericia. El flujo disminuido de bilis es lo que ha motivado a recomendar el uso de menos grasa en la dieta durante el cuadro agudo. Al no fluir suficiente bilis disminuye la formación de micelas y por ende, la grasa no es absorbida en su totalidad.

 

— Dr. Jorge Tulio Rodríguez

 

Fármacos para el tratamiento de la obesidad

Indiscutiblemente una de las pandemias de mayor proporción en la actualidad es la obesidad. Al ser su origen multifactorial el tratamiento y medidas de control no suelen ser exitosas en un buen número de casos1.

El tratamiento farmacológico puede encontrarse, en la época moderna, descrito en publicaciones que datan del siglo XIX. En estos artículos publicados entre 1880 y 1900 se propone desde agua caliente hasta hormona tiroidea citando el efecto exitoso de esta hormona con el consabido riesgo de problemas cardiovasculares2,3.

Actualmente los fármacos para el tratamiento de la obesidad pueden clasificarse en los siguientes grupos4:

  1. Fármacos que reducen la absorción de nutrientes.
  2. Fármacos que reducen el apetito por acción central.
  3. Fármacos que incrementan el gasto energético

En este artículo haremos una breve revisión de los medicamentos que han sido propuestos como tratamiento, la evidencia existente y sus parámetros de efectividad y seguridad.

Orlistat es actualmente el fármaco que mayor indicación y evidencia posee 5-8. Además su perfil de seguridad es bueno. Los eventos adversos son principalmente molestos y no suelen poner en peligro la vida del paciente. Varios metanálisis y guías clínicas han puesto en evidencia su efectividad y seguridad en el tratamiento de la obesidad. En cuanto a los demás grupos, su elección debe ser muy cuidadosa, algunos han sido retirados de venta tanto en Europa como en Estados Unidos. Los riesgos que implica su prescripción son principalmente psiquiátricos, cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares. Los mecanismos de acción no son del todo precisos y la evidencia en estudios clínicos controlados y metanálisis es escasa o inexistente.

Se puede concluir que aún no se dispone un tratamiento farmacológico ideal para el tratamiento de la obesidad y que los cambios en el estilo de vida siguen siendo la piedra angular en cuanto a tratar un paciente obeso. Los fármacos son un complemento que debe valorarse muy cuidadosamente en cada paciente y en cuanto a su evidencia, costo, efectividad y seguridad. Es importante mencionar que las guías recientemente publicadas por la AHA/ACC/TOS recomiendan en base a la evidencia analizada la implementación de cambios en el estilo de vida como intervención principal tanto para reducir de peso como para evitar comorbilidades asociadas9.

FÁRMACOS UTILIZADOS EN EL TRATAMIENTO DE LA OBESIDAD

farmacos

Referencias:

  1.  Carney DM, Schultz SR, Carney SM.Medical obesity treatment: long-term success in a primary care setting.J Diabetes Sci Technol. 2009 Nov 1;3(6):1524-6.
  2. TREATMENT OF OBESITY. Science. 1889 Apr 19;13(324):297.
  3. Perry AW. Nature and Treatment of Obesity. Cal State J Med. 1903 Nov;1(12):356-9
  4. http://emedicine.medscape.com/article/123702-treatment
  5. Morris M, Lane P, Lee K, Parks D.An integrated analysis of liver safety data from orlistat clinical trials. Obes Facts. 2012;5(4):485-94. doi: 10.1159/000341589. Epub 2012 Jul 23.
  6. García Díaz E, Martín Folgueras T. Systematic review of the clinical efficacy of sibutramine and orlistat in weigth loss, quality of life and its adverse effects in obese adolescents. Nutr Hosp. 2011 May-Jun;26(3):451-7. doi: 10.1590/S0212-16112011000300004. Review.
  7. Johansson K, Sundström J, Neovius K, Rössner S, Neovius M. Long-term changes in blood pressure following orlistat and sibutramine treatment: a meta-analysis. Obes Rev. 2010 Nov;11(11):777-91. doi: 10.1111/j.1467-789X.2009.00693.x.
  8. Johansson K, Neovius K, DeSantis SM, Rössner S, Neovius M. Discontinuation due to adverse events in randomized trials of orlistat, sibutramine and rimonabant: a meta-analysis. Obes Rev. 2009 Sep;10(5):564-75. doi: 10.1111/j.1467-789X.2009.00581.x. Epub 2009 May 12. Erratum in: Obes Rev. 2009 Sep;10(5):586.
  9. 2013 AHA/ACC/TOS Guideline for the Management of Overweight and Obesity in Adults Circulation.2014; 129: S102-S138

https://nutricion.ufm.edu/farmacos-para-el-tratamiento-de-la-obesidad/

Trascendencia del hambre a nivel mundial

Hernán L. Delgado, Facultad de Medicina, UFM.

Maridaje de los recados guatemaltecos con el vino

En Guatemala, cuando se hace referencia a maridaje de vinos, es muy común que se piense que esto solamente procede con comida internacional. Pero una de las ventajas del consumo de vinos, y sobretodo, cuando se ha seleccionado una cepa adecuada, es resaltar las notas particulares de una comida, sin importar qué país o  qué región  originó la receta.

Así que, la comida guatemalteca también puede apreciarse mejor con un buen vino.

Entre nuestros platos tradicionales, muchos expresan su inigualable sabor a través de recados, elaborados con base en el tueste de varios tipos de chiles, tomate, pan, miltomate, maíz, especias y, en algunos casos, espesados con masa de maíz.   Entre estos, fácilmente podríamos recordar, por lo menos, unas seis opciones.

Todos los que hemos tenido el privilegio de comer el Pinol con gallina, el Jocón con pollo o el Subanik con tres carnes, recordamos las notas especiadas y fuertes que estos recados dan a las proteínas, con las cuales se sirven.

Entonces, teniendo en boca la sazón de estos platos y de otros de similar elaboración, tendremos que buscar vinos blancos y tintos que puedan equilibrarlos.

Con vinos tintos, dependiendo de lo especiado del plato a deleitar, podemos tomar la cepa Carmenère para los poco o medianamente especiados, pues esa gran uva, a la cual se le conoce como la “cepa redescubierta o la cepa estandarte chilena”, otorga taninos redondos y es livianamente especiada.   Si estamos deleitando una exquisitez gastronómica más especiada, la cepa Shiraz es una muy buena opción.   A la Shiraz o Syraz, también se le conoce como “rey sin trono o cepa picante”, por las notas fuertes a pimienta que presenta.

Mientras más especias pueda contener un recado, más cantidad me madera deberá de tener el vino, así que podríamos recomendar Gran Reservas o Reservas.

Y contemplando las estadísticas que indican que uno de cuatro amigos del vino se inclina más por tomar el vino blanco, la cepa Chardonnay con algo de guarda, será la opción idónea. A esta cepa se le conoce como “la cepa blanca redonda”, dado a que, generalmente, no lastima ninguna de las áreas del sentido del gusto.

Cualquier momento es perfecto para tomar vino, pero el realizar maridajes con vinos, ¡es espectacular!

¡A preparar en casa cualquiera de los recados guatemaltecos y realicen sus propios maridajes con sus exquisiteces gastronómicas y ¡disfrútenlo!

¡Salud!

— Colaboración del Ing.  Martín García, Wine Connasieur

Temas relacionados

El valor nutricional de los recados guatemaltecos