Skip to content

Escuela de Nutrición UFM:¿Cómo ha sido nuestra experiencia impartiendo clases en línea?

Licenciada Karen Schlosser da un resumen de actividades de aprendizaje realizadas en el primer semestre 2020.

El 18 de marzo de 2020 iniciamos el reto de impartir las clases en línea. Para este entonces, de todos los catedráticos de la Escuela, éramos menos de 10 los que ya teníamos alguna experiencia con esta metodología. Sin duda alguna, la primera semana despertó mucha ansiedad e incertidumbre, pero poco más de 1 mes después, nos atrevemos a contar sobre nuestra experiencia.          

Para poder llevar a cabo las evaluaciones, tanto formativas como sumativas, incorporamos programas en línea. En algunos cursos hemos reinventado la forma de evaluar, de tal manera que nuestros estudiantes estén expuestos a generar material científico de alto nivel. Para asegurar el éxito y la evaluación objetiva hemos implementado para estas actividades el uso de transparent assignment con mucha aceptación por parte de los estudiantes.

Generamos un sistema de apoyo en el que, cuando un catedrático quiere validar un examen en alguna plataforma, nos reunimos algunos voluntarios en una sala de Zoom® para apoyar en el diseño y uso de la plataforma en cuestión. Esta metodología la hemos usado también para resolver dudas técnicas sobre Zoom® y explorar alguna herramienta cuyo uso no sea muy conocido.

Para fomentar actividades de aprendizaje variadas, cada catedrático fue explorando distintas plataformas y, más importante, compartiendo su experiencia con los demás. Se hicieron actividades formativas en Whiteboard, cine educativo, breakout rooms para discutir temas, discusión de casos, videos de testimonios con invitados y pacientes, lluvia de ideas, encuestas previas a la clase usando Google Forms, crucigramas y discusión de documentales, entre otras. Como parte de las actividades sumativas se incluyeron clases invertidas con invitados (estudiantes de otros años y catedráticos) y solución de casos usando videos de procedimientos para que puedan ver pacientes.

Es importante mencionar que se ha logrado realizar la mayoría de prácticas de laboratorio. Esto ha sido posible a partir de un gran esfuerzo y creatividad de los profesores, quienes incluso han hecho desde sus casas videos demostrativos. La herramienta que se ha usado como sustituto principal de las prácticas presenciales han sido los simuladores.

Como parte de la preparación para la práctica, se han usado videos demostrativos (realizados por catedráticos y otros de Youtube) y experimentos seguros para que los estudiantes puedan realizar en sus casas. En algunos laboratorios de alimentos se ha coordinado el envío de insumos a los estudiantes para que puedan hacer las prácticas desde sus casas.  Para las clases de cocina, los catedráticos se han grabado en vivo mientras cocinan. También se ha aprovechado en profundizar la teoría detrás de la ciencia culinaria y dejan tareas para no perder la práctica de las técnicas culinarias.

Adicional a lo expuesto anteriormente, algunos cursos han incorporado talleres sobre atención en emergencias psicológicas, resiliencia, crecimiento durante el cambio y mindset para el éxito.

No cabe duda que esta situación nos ha puesto a prueba, y que los últimos meses han sido muy distintos a lo que conocíamos. Sin embargo, me es grato hoy día compartir nuestra experiencia como Escuela de Nutrición y espero que sigamos creciendo día a día como un equipo cada vez más fuerte.

Imagen de Tumisu en Pixabay