Una comida para agradar

Sopa güicoy con zanahoria

Sopa de güicoy con zanahoria

Cada fecha tiene su encanto y sí el propósito es agradar a nuestros seres queridos, qué mejor que pensar en una comida única y especial.

Lo mejor será  encontrar un menú que combine aromas, texturas y sabores, pero por sobre todo resulte apetecible. Entonces,  algo sencillo como una sopa de entrada y un plato único, podrá ser suficiente. Sin olvidar el postre como el final feliz.

Las ventajas de la sopa son inmensas, como simplificar la preparación y lograr incluir variedad de vegetales en la misma. Asimismo, toma poco tiempo prepararla, es nutritiva y sabrosa.  Desde que se prepara, los aromas serán suficientes para atraer al resto de la familia a la cocina e invitará a ser degustada.

El fondo o caldo es ingrediente básico como primordial y se convierte en ese líquido que le aporta sabor a una sopa.  Para su preparación se utilizan cortes de carne, huesos, vegetales como zanahoria, cebolla, puerro, apio o ajo, hierbas aromáticas como perejil, tomillo o laurel para perfumar y sal para sazonar.  Un buen consejo es preparar este fondo con anticipación, dividir en porciones y    mantenerlo congelado para cuando sea necesario.

Las sopas son muy apreciadas porque sacian el apetito, son ligeras y resultan sustanciosas. Para esta ocasión, podría considerar servir  la tradicional sopa de cebolla que luce y sabe tan bien o una sopa más ligera de vegetales o como ejemplo una de güicoy con zanahoria, perfumada con nuez moscada y  servida en el mismo güicoy. De manera, que cocine al horno el güicoy, posteriormente retire la tapa y la pulpa con cuidado, licue con un fondo de vegetales y adicione trocitos de zanahoria. Vierta caliente y sirva de inmediato.

Si busca un platillo multicolor, prepare unos medallones de pollo a la plancha. Este método de cocción permite que se cocine con poca grasa y en breve. Cuide de calentar perfectamente la plancha, adicione el aceite y cuando esté caliente, añada el pollo. Acompañe con   lechugas escarolas, cubos de aguacate y  gajos de mandarina sin la piel para que luzcan frescos y atractivos.  La mandarina la puede sustituir por pomelo o naranja. Espolvoree con semillas de pepitoria o ajonjolí dorados  y  aromatice con una vinagreta de naranja, aceite de oliva, sal y pimienta.  Los sabores serán  muy frescos y agradables al paladar.

Finalmente, considere un postre ligero como una respuesta a la tendencia actual de preferir los alimentos saludables. De manera que están las frutas de temporada frutos del bosque

para elaborar sus propuestas. Baje los niveles de grasa, utilice menos mantequilla y sustituya la leche entera por leche descremada, prefiera el yogur como sustituto de la crema y  la miel o azúcar morena en menor cantidad.

¡Agrade a su familia y que disfruten de una deliciosa comida!

Por: Euda Morales