Dieta flexivegana

La dieta vegetariana  está diseñada para las personas que prefieren comer vegetales por diversas razones las cuales pueden ser: religiosas, ecológicas, o bien personales.  Esta dieta suele ser baja en colesterol y grasas saturadas, por lo que  puede proveer beneficios a la salud; entre los beneficios  más frecuentes están: reducción de los índices de obesidad, diabetes, cáncer de mama y colon, enfermedades cardiovasculares y cálculos biliares entre otras.

Todas las distintas variedades de dietas vegetarianas tienen en común que buscan restringir las proteínas de origen animal. Debido a que las proteínas de origen animal proveen gran cantidad de nutrientes, las dietas vegetarianas deben cubrir estos de otros grupos alimenticios, para cumplir con el objetivo de comer saludable y cubrir las necesidades de macro y micronutrientes para un adecuado crecimiento y optima salud.

Ha iniciado una tendencia muy novedosa llamada flexivegano o flexivegetariano  que procura combinar el vegetarianismo alternando proteínas de alto valor biológico como las de origen animal por ejemplo: el salmón, atún, pescado, pavo, etc. El objetivo es evitar al máximo la explotación o sufrimiento animal, un estilo de vida más ecológico y saludable. Pero en ocasiones una estás opciones no son accesibles ya sea por estar de viaje,  por negocios o eventos sociales  pueden tomar una elección que incluya proteínas de origen animal.

Lo importante con este movimiento o estilo de vida  es incentivar los hábitos saludables  de alimentación y estilo de vida saludable acompañado de una elección consciente en la cual procuremos enfocarnos en la salud. Se sugiere empezar incrementando gradualmente el consumo de frutas y verduras de preferencia crudos. En cuanto a las proteínas de origen animal se recomienda espaciar su ingesta 2 a 3 veces por semana y procurar elegir alimentos que provean gran calidad de nutrientes más que cantidad.  Evitar los alimentos procesados o enlatados, y los embutidos.  

Con estas modificaciones puedes llevar una alimentación saludable y al mismo tiempo  estás tomando elecciones conscientes para el ecosistema.  Incluyendo leguminosas  puede mantenerse proteínas de alto valor biológico para un óptimo estado nutricional y evitar deficiencias de vitaminas y minerales. Otro beneficio que puedes observar es que son alimentos que pueden favorecer a la economía del hogar.

Este tipo de alimentación flexivegetariana al precer ofrece opciones saludables y un estilo de vida que puede adaptarse a todo estilo de vida.  Para infórmate más a cerca de como llevar un estilo de vida saludable incluyendo uno o dos veces por semana recetas vegetarianas infórmate con un especialista en nutrición.

Te comparto una receta que puede ayudarte a iniciar con este estilo de vida.

flexiveganaEnsalada de pepino, zanahoria y remolacha

Ingredientes:

  • 3 remolachas
  • 3 pepinos sin semilla
  • 2 zanahorias grandes
  • 1 taza de edamames
  • ¼ taza de vinagre de vino roso
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de miel
  • 1 naranja en gajos
  • 2 cucharadas de jugo de naranja
  • 1 hojas de menta
  • 1 onza de semillas de marañón

Pizca de sal o al gusto

Preparación:

  • Rebanar en juliana fina las zanahorias, el pepino y las remolachas. Reservar
  • Cocer los edamames en una olla de agua con sal hasta que estén tiernos. Dejar enfriar y reservar.
  • Dorar las semillas de marañon.
  • Vinagreta: mezclar el vinagre, el aceite de oliva, el jugo de naranja mezclar bien con un fuete y condimentar con sal, pimienta y miel al gusto.
  • Mezclar los vegetales, añadir los edamames, las semillas de marañón y los gajos de naranja. Poner la vinagreta para añadir a gusto.

 

logo

 

Comer sin remordimiento

Ensalada http://goo.gl/N3LQQR

Ensalada de aguacate
http://goo.gl/N3LQQR

Al alimentarse, se espera por sobre todo que las comidas aporten valor  a la dieta para satisfacer las necesidades de nutrientes, energía, antioxidantes, entre otros, como fuentes de salud y que a su vez proporcionen placer.

De manera, que cada uno toma sus propias decisiones en cuanto a los  productos a  consumir, como la  forma de prepararlos y presentarlos, de acuerdo al estilo de vida personal.  Por tanto, la elección y la información acerca de los alimentos, toma un papel primordial, para seleccionar los más adecuados para la salud.

Sí partimos del gusto por comer sanamente, el listado de platillos a incluir es inmensa, por lo que incluya los alimentos convenientes y de forma moderada. Entonces, sí es posible incluir los vegetales como opciones nutritivas, agradables y muy versátiles.

Cabe mencionar que los vegetales más que ser un complemento o una guarnición, puede constituir un platillo principal junto a los cereales, las legumbres y las frutas.

¿Qué aportan los vegetales? Son atractivos y brindan sabores agradables a las comidas. Este es un buen punto a tomar en consideración, ya que ante el mito que los vegetales son aburridos, se puede revertir y considerar presentarlos de manera atractiva y utilizar métodos de cocción saludables, por tanto, resultan una excelente opción para ser incluidos tanto en las comidas formales como en las meriendas y estar tranquilos que se ha comido sanamente y por sobre todo, ¡muy delicioso!

Entonces, la forma o métodos  de prepararlas es vital, desde una ensalada con vegetales frescos, una sopa, o guisos, etc. De igual manera, de acuerdo a la parte de la planta a ser utilizada presentará propiedades particulares, como por ejemplo las hojas de la lechuga o  del repollo  ricas en calcio o hierro, los frutos como el aguacate aporta grasa saludable, las raíces como la zanahoria contiene hidratos de carbono, betacaroteno o provitamina A, las semillas, como las habas son una buena fuente de proteínas vegetales o las flores como la coliflor, contiene provitamina A, B y C o los tubérculos como el camote contiene vitamina A.

Unos  sencillos ejemplos, puede ser una pasta con espinacas, requesón y semillas de marañón o un arroz integral preparado con chile pimiento, arvejas, cebollín, cocinado con caldo de verduras en lugar de agua o unos vegetales a la plancha o una ensalada de aguacate y ajonjolí. ¡En fin las opciones son diversas, como los gustos para comer sin remordimiento!

Por: Euda Morales