Los frutos del bosque

Fresas http://goo.gl/esqRTT

Fresas
http://goo.gl/esqRTT

Son estas pequeñas frutas, las  que  incluyen a las fresas, frambuesas, arándanos y moras, entre otras. Se consumen solas o son ingredientes ideales para preparaciones tanto dulces como saladas. Su nombre, deriva porque crecen de forma silvestre en el bosque, generalmente ofrecen un sabor más intenso que las que son cultivadas.

Cuando consuma fresas o cualquier otro alimento rico en vitamina C, luego de comer alguna verdura rica en hierro, contribuirá a mejorar la absorción del mismo. Con respecto a la salud, es importante tomar en consideración que algunas personas son alérgicas a estas frutas, por lo que suelen generar una urticaria.

Cuando seleccione este tipo de frutas, deberán lucir firmes, sin decoloraciones,  sin presentar moho alguno y no deberán soltar ningún jugo. Generalmente, mientras más pequeñas y oscuras son estas frutas, más aromáticas serán.

Es recomendable consumirlas en breve después de su compra, ya que se descomponen fácilmente.  Se lavan justo antes de su consumo, para comerlas en su mejor momento y evitar que la humedad provoque que se estropeen antes.

Las fresas son de color vivo y brillante. Permite comerlas solas o con un poco de azúcar, miel o yogur o crema. Se utilizan en variedad de postres, para preparar salsas, dan sabor a yogures o helados o en smoothies o batidos. Asimismo, lucen bien en una ensalada de lechuga o espinaca o pepino o aguacate y  combinadas con queso fresco o  queso cottage. Para prepararlas, elimine el pedúnculo y las hojas. Lave, desinfecte y seque bien.

Las frambuesas, están llenas de semillas diminutas, son bastante frágiles y ofrecen un sabor agridulce penetrante. Se pueden consumir solas o con crema, yogur o azúcar o miel.  Elija las que estén firmes y consuma en breve.  Conserve en refrigeración por 2 días a lo sumo o congele para preparaciones futuras como salsas o batidos. Se les deberá eliminar el tallo y limpiar perfectamente. Si las sumerge en agua se ablandarán demasiado.

Las moras, con un colorido morado oscuro, casi negro, se consumen maduras, ya que de lo contrario, resultan bastante ácidas. Son ideales para preparar jaleas, compotas, jugos,  salsas o rellenos para pasteles o pies. Se conservan bien en refrigeración por un día, ya que se descomponen fácilmente o congele.

Formas de preparar estos frutos del bosque, incluyen el vinagre como puede ser un vinagre de frambuesa o fresa que son bastante aromáticos. La base para elaborar este tipo de vinagre es el vinagre de vino blanco que se vierte en botellas con las frutas y se deja reposar por 15 días. Este tipo de vinagre ofrece un nivel  de acidez ligero y es ideal en la gastronomía para las ensaladas de lechuga con legumbres como frijol blanco o garbanzos o frutas en macedonia o para resaltar el sabor de unas pechugas de pollo a las brasas.

Las frutas maceradas están combinadas con un licor, lo que las conservan mejor,  entre los que están: el whisky,  el brandy, un ron o un kirsch que  las aromatiza.  Las frutas estarán crudas, el licor las cubrirá completamente y se colocarán en frascos herméticos, cuidando que no quede ninguna burbuja.

Los jugos de frutas naturales y recién elaborados son beneficiosos para el organismo para comer sano, por lo que  con creatividad podrá obtener inmensas opciones en cuanto a mezclas de ingredientes, colores, sabores y beneficios nutricionales.

Por: Euda Morales