¿Qué nos ofrece el limón?

Limón  http://goo.gl/oE2dla

Limón
http://goo.gl/oE2dla

Al ser una fruta ácida se aprecia principalmente su jugo, ya que aporta sabor a algunos alimentos como frutas y vegetales crudos. ¿Quién no recuerda mango en trocitos con sal, limón y pepitoria? De manera, que este es un buen ejemplo de lo bien que combina el limón con la fruta.

¿Cómo  puede optimizar el sabor del jugo de limón? Conviene incluir la corteza y la piel del mismo, siempre y cuando esté libre de pesticidas, porque en la misma se concentra la mayor parte de los sus compuestos aromáticos.

Además, el limón, permite aliñar o marinar algunas comidas como lo son las legumbres o las verduras, porque potencia el sabor y por lo mismo reduce el uso de la sal. Asimismo, favorece al mejor aprovechamiento del hierro contenido en los alimentos.

Por lo tanto, el limón de permite incluirse en infinidad de recetas, es un sustituto del vinagre en una vinagreta, puede ser complemento de un jugo de vegetales como por ejemplo: un jugo de zanahoria, pepino y limón o en una salsa para un pollo o como un ingrediente primordial en un ceviche o un salpicón de carne o un guacamol.

La ralladura del limón es preciada para condimentar y aromatizar o como un elemento decorativo. Las posibilidades dulces son inmensas, como los helados, pies, galletas o salsas y por supuesto en las bebidas tan simples como una limonada o una limonada con chaya más nutritiva o  como la margarita, entre otros, porque aportan un toque de frescura.

Al seleccionarlo, tome en cuenta que mientras más oscura y lisa es la piel, más jugo tendrá; por el contrario los limones de piel clara, son menos aromáticos y si tienen manchas cafés, serán menos jugosos. Se conservan bien a temperatura ambiente.

Recuerde, antes de preparar los limones, lave bien con agua caliente para eliminar la capa de cera que protege y conserva mejor las frutas, por lo que ejercen múltiples acciones fisiológicas como por ejemplo una acción antioxidante, donde se neutralizan los radicales libres y se evita el daño oxidativo de las células.

Por: Euda Morales

Brócoli, un vegetal para tu plato

Brócoli

Brócoli

Día a día nos alimentamos, pero seleccionaremos los alimentos de la mejor manera, para que  se satisfagan las necesidades de los nutrientes que el cuerpo necesita para lograr una mejor calidad de vida.

Esto nos lleva a pensar en los alimentos frescos como los vegetales, los cuales brindan altas ventajas para el organismo, porque previenen en muchos casos las enfermedades por su riqueza de vitaminas y por sus elementos fitoquímicos de acción antioxidante, entre otros aportes.

En esta ocasión me referiré al brócoli, una col de la familia botánica de las crucíferas, alto en calcio, en vitamina A (beta-caroteno) y vitamina C, que además contiene elementos fitoquímicos.

A continuación, algunos dato a considerar:

¿Cómo seleccionar?

Elija el brócoli de color oscuro, ya que mientras más intenso es su color, mayor será su valor nutritivo. Por tanto, evite los que presentan manchas amarillentas. Asimismo, los ramitos deberán estar compactos y firmes. Otra característica a tomar en cuenta: los tallos tiernos que se cortan con facilidad, son un buen indicativo de frescura.

¿Cómo conservar?

El brócoli se conserva bien por un par de días en refrigeración.

¿Cómo preparar el brócoli?

Retire las hojas exteriores y gruesas, corte los tallos duros y separe los ramitos. Trate de cortar en tamaños similares para que se cocinen de forma pareja. Los tallos tiernos, permiten comerse crudos o escalfados en ensaladas o combinados con algún dip o salsa con base a yogur.

Sí lo cocina, hierba lo menos posible para evitar que se pierdan sus nutrientes. Los métodos de cocción recomendables son al vapor o al horno o salteado para lo cual se cocina con poco aceite. De manera que corte justo antes de cocinar, cocine en poco aceite caliente y sirva inmediatamente.

Algunas opciones:

Prepare en suflé para bajar su sabor fuerte. Entonces, las recetas pueden ser tan sencillas como un salteado de brócoli, para lo que deberá calentar el aceite, cristalice cebolla en medias lunas y saltee los arbolitos de brócoli. Puede servir con una salsa de leche de coco, laurel y curry o simplemente bañe con vino de arroz. Además, podrá incluir en recetas más elaboradas y con infinidad de salsas, según el gusto personal, siempre buscando los métodos de cocción saludables.

Por: Euda Morales